Sustancias químicas, ese gran peligro.

Es usual hoy día  leer o escuchar la expresión “sustancia química” refiriéndose a sustancias que tienen efectos perjudiciales para el ser humano o el medio ambiente. De esta forma relacionamos este término con cualquier medicamento, aditivo alimentario, efluente industrial o material sintético que provoca enfermedades, contaminación y muerte.

Frente a estas “sustancias químicas” se encuentran los productos biológicos, naturales, sostenibles, alternativos y demás que son totalmente saludables y no provocan ningún tipo de problema ecológico. Sobra decir que ni son sustancias ni son químicas.  Al menos eso parece.

Según la RAE una de las acepciones de la palabra química es “Ciencia que estudia la estructura, propiedades y transformaciones de la materia a partir de su composición atómica.”
Así que los productos biológicos, naturales, sostenibles, alternativos y demás presentan un gran dilema a la Ciencia, ya que no son materia o es materia no compuesta por átomos, ya que otro significado de química es “Perteneciente o relativo a la química.

Pero no es eso en absoluto. Todo está constituido por lo mismo mismo: átomos, que a su vez están formados por protones, neutrones y electrones en distintas cantidades y proporciones.

Y estos átomos, en distintas cantidades y proporciones forman moléculas, que forman estructuras, que forman minerales, tejidos biológicos, células, animales, plantas…

Todo es lo mismo. Todo es química. Ni buena ni mala química, sólo química.

Tags:

About LBPA