La fragmentación del Podcasting vista por un Ateo

No he podido evitar el responder, si se le puede denominar así, al post de Kike.

He medio seguido la “polémica” en tuiter y leído algún que otro e-mail: la Asociación es MALA, hay podcasters MALVADOS, las JPOD son una MIERDA, ya no habrá más PREMIOS de podcasting, algunos se creen ESTRELLAS, pues organizadlo VOSOTROS… Patio de colegio, más o menos.

Hago esto que llaman podcasting (término muy jodido de pronunciar para un andaluz) porque me sale de la punta de la POLLA, vulgo pene. Por eso y porque Kike me convenció… tampoco hizo falta mucho esfuerzo; esto consiste en hablar.

Consiste en hablar pero parece que no en escuchar. Porque aquí todos hablamos, llevamos la razón y somos los mejores. O algo así.

No sé qué puta hostia de las votaciones de los oyentes, listener, simpatizantes, carajotes o como se llamen ha desatado le discusión.

Sólo sé que no me subí al carro para mandar ni que me mandasen. Me subí al carro de “eso de los porcar” para pasar el rato. Sólo eso.

Pero pasa el tiempo y aparece un “algo” que es más que eso. Una jeraquía. Una Asociación. Un “a mí me escuchan más que a ti”. Un “a ellos les escuchan más que a nosotros”. Un “Rafa Osuna es muy guapo”.

Y ni Rafa Osuna es guapo ni lo anterior importa un carajo. Esto es podcasting. Ni más ni menos. Simplemente podcasting. Una mierda que nadie sabría explicarle a su padre ni, muchísimo menos, a su abuela.

Y aún así intentamos explicarle a nuestros padres, abuelas, amigos y dentistas qué es esto del podcasting. Como si a alguien le importara.

Perdón a lo que les importa. A los que viven o van a vivir de esto. A los que se creen que asociándose o no, siendo estrellas o no, esto nos dará de comer. Perdón!

No fui a las JPOD BCN 2010 a recoger ningún premio, aunque me tocó (le tocó a LB2.0), ni a escuchar a cuatro iluminados hablar sobre qué es un podcast y qué no. Fui a Barcelona a conocer gente. Como haré en octubre. Coger un avión a Alicate para conocer gente en las JPOD 2011.

Perdón de nuevo. Si voy a Alicante es para conocer a Charo Falcón , que, según dicen, está… bastante bien. Y si no lo está me da igual. Voy a ir a Alicante a ser podcaster, a conocer gente, a beber cerveza (indudablemente) y a reencontrarme, espero, con muchas personas.

Y nada más. Y nada menos. Sólo voy a intentar ser persona. Lo del podcasting es secunadario. O menos que eso.

About LBPA