Como siempre, a última hora.

Es lo que pasa siempre en vísperas de grabación, que como me he dedicado a tontear con el ordenata en lugar de hacer cosas útiles no tengo ninguna noticia para Alabado sea Punset.

Ya he puesto mil veces la excusa de que mi perro se ha comido las notas que había tomado. Pero no tengo perro. Mi vecina sí.

Así que hallábame hoy, hace un rato, buscando alguna tontería más o menos científica que me hiciese gracia contaros y me he topado con esto:

http://www.abc.es/20101220/ciencia/neandertales-intercambiaban-hembras-para-201012202003.html

Más allá de que el titular es un poco amarillista, porque dudo que estos humanos supiesen qué es la genética, me sorprende la reacción de algunos homínidos hacia la noticia.

Mezclar opinión, religión o política con Ciencia es peligroso. Más que nada porque cuando se ha supeditado la Ciencia a las “buenas costumbres”, siempre ha salido perdiendo la Ciencia. Y cuando Ella pierde perdemos todos.

Sigue pareciéndome surrealista que los mismos que exigen a la Ciencia una cura al cáncer o al sida sean los mismos que hacen chascarrillos y se chotean de casi cualquier descubrimiento o le ponen cortapisas porque no se ajusta a su moral.

La Ciencia no es moral ni amoral. La Ciencia es la Explicación a lo que nos rodea. No entiende de religiones, políticas, credos ni corrección política.

Quien no esté dispuesto a aceptar esto que se vaya al monte y que se alimente de bayas y nueces. Que deje a un lado todo lo que la Ciencia y su hermana currante (la Tecnología) le ha dado y que siga con su absoluta cotemplación de sus “verdaderas” razones morales, religiosas y políticas.

Pero luego que no vengan a buscar a un médico que les cure el ardor de estómago.

About LBPA